Historias mundialistas paintballeras

Historias mundialistas paintballeras

Si venís leyendo uno a uno mis posts, tal vez te acuerdes que te conté que estuve en el mundial de paintball. Si, tuve la suerte de estar en la “World Cup”. No una, sino 3 veces. 

Es el lugar donde se reúne todo el mundo, literalmente, todo el mundo del paintball.

Son 4 días bien completos donde te encontrás con los mejores jugadores de speedball, unas canchas increíbles, stands con las mejores marcas del mundo, todos ofreciendo servicio, ayuda, una comunión de buena onda y competitividad sana. Realmente de mis mejores experiencias. 

El mundial de paintball hace muchos años se hace en el mismo lugar. Es en la localidad de Kissimmee, Orlando, a pocos kilómetros de Disney -hasta eso tiene de igual – es como estar en Disney ja!

Van de todos lados del planeta: europeos, africanos, chinos, japoneses, mexicanos, canadienses, peruanos, colombianos, brasileros, paraguayos, chilenos, argentinos y obviamente los locales, los americanos en mayor medida. Así que es una mezcla de idiomas y culturas impresionante. Sumamente cosmopolita.  

Lo que seguro no te va a pasar ahí es morirte de hambre! hay carpas con comida por todo el predio. Y de la buena! Andate con unos dólares para ese tema. 

Lo bueno es ir viendo una a una cada fase de competición. Cada uno de los equipos de cada país, compitiendo fuertemente y con una preparación profesional muy digna. 

Claramente se ven las dos caras de la moneda, los que ganan y los que quedan eliminados. Los contentos y los no muy contentos. Aunque que doy fe que a los no muy contentos, rápidamente se les pasa. En definitiva ellos también están viviendo una experiencia inolvidable.

Nunca vi tanto consumo de bolitas! Es que uno, acostumbrado a cuidarlas y gastar lo necesario no está acostumbrado (mentalidad argentina claro). Pero ahí, dale que va. Pods cargados por todos lados, loaders que desbordan, las marcadoras disparan sin cesar, cataratas de pintura y los pods no dan abasto. Es realmente un espectáculo. 

Los jugadores en cada contienda, son atletas de alto rendimiento. La preparación física con la que llegan es notable.

Capítulo aparte es el de los proveedores de bolitas que llegan con sus camiones refrigerados para dar provisión permanente a los equipos. Realmente primer mundo! 

Por otro lado están los que venden equipos: lo útlimo en marcadoras, rotores, barrels, cañones, miras, loaders, tanques, pods, indumentaria para hacer dulce, etc etc, un espectáculo realmente. 

Y por las noches, Orlando y alrededores tiene mucho para ofrecer, desde lo gastronómico hasta unas copas después de comer!, hay para elegir!! 

No te cuento más nada, prepará las valijas y soñá un rato en tu mundo del paintball!!!

¿Vos ya fuiste a la world cup? ¿qué nos podés contar?

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

×
×

Carrito

[contact-form-7 404 "Not Found"]